Una excedencia laboral para apuntarse a un Bootcamp

El inicio de septiembre con la finalización del verano y el 1 de enero, siempre se han caracterizado como la “vuelta al trabajo o al colegio” y como “año nuevo, vida nueva”.

Es en este mismo momento es cuando más trabajadores se plantean la idea de solicitar una excedencia laboral para estudiar, formarse, realizar un Bootcamp, cursar estudios universitarios o formaciones profesionales, sin desvincularse totalmente de la empresa en la que estén trabajando.

En este artículo vamos a hablar acerca de la excedencia laboral voluntaria por intereses particulares como ¡para estudiar un Bootcamp en NEOLAND!

Si te encuentras trabajando y llevas un tiempo dándole vueltas a la idea de formarte en aquello que impulsara definitivamente tu carrera profesional, a continuación, vamos a proponerte información sobre la opción de la excedencia laboral. 

Solicitar una excedencia laboral para la educación es un derecho que tiene todo trabajador. 

Se considera excedencia laboral a la temporal suspensión del contrato de trabajo de un empleado por parte de la empresa. En ese instante la empresa es libre de dejar de pagar los salarios, cotizaciones y seguridad social del empleado. El empleado, por su parte, es libre de cumplir con sus funciones laborales.

Existen tres tipos de excedencias laborales: excedencia voluntaria, excedencia forzosa y excedencia pactada.

¿Qué tener en cuenta para solicitar la excedencia laboral? Se puede solicitar la excedencia laboral siempre y cuando, tu antigüedad en la empresa sea mínima de 1 año y el plazo de excedencia sea mínimo de 4 meses y no superior a 5 años. 

También se deberá no haber solicitado otra en los últimos 4 años, y, aunque la Ley no obligue a determinar el motivo de la excedencia, es recomendable indicar el motivo y los estudios que se quieran iniciar. Si además, se dispone del certificado de matrícula, se podrá adjuntar en la carta de excedencia.

La excedencia voluntaria se suele pedir por carta, no existe un modelo o una plantilla concreta, lo que si es obligatorio es que aparezcan los siguientes datos:

    • Fecha de inicio y finalización del periodo pedido de excedencia.
    • Datos personales del empleado.
    • Datos de la empresa.
    • Puesto que el trabajador ocupa, funciones que desarrolla y departamento al que pertenece.

    Aunque no es obligatorio, es conveniente avisar a la empresa con un tiempo anticipado para que tengan margen de encontrar al sustituto ideal.

    Asimismo, es recomendable que, llegada la proximidad de la fecha de retorno a la empresa, se avise con antelación para que la empresa valore si puede ofrecer al trabajador el puesto que dejó u ofrecerle uno diferente.

    Es importante tener en cuenta que no se podrá volver a ingresar en la empresa antes de que se cumpla el periodo solicitado previamente de excedencia a menos que el empleado llegue a un acuerdo con ella.

    Además, es crucial conocer que, al solicitar una excedencia voluntaria, únicamente se tiene derecho a reincorporaciones en el caso de que existan vacantes. ¡Es fundamental conocer los riesgos!

    Si estás pensando en hacer un hueco de tres meses para realizar un Bootcamp, la excedencia es una posible solución. Valórala y, ¡Apúntate ya a nuestros cursos de Web Developer o UX/UI Designer de NEOLAND!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Ir arriba