ALUMNOS
Contactar
Menu
ALUMNOS
Contactar

App de Gestión Culinaria I: Iterando una Idea

27 de agosto de 2018 12:12:39 CET
En el mercado existen decenas de aplicaciones especializadas en salud y alimentación.  Muchas de ellas cuentan con recetarios y listas de la compra que pretenden crear buenos hábitos alimenticios en sus usuarios sin bases de información rigurosas, ni expertos que respalden sus indicaciones. Por eso he realizado el siguiente proyecto de investigación  durante el curso 'UX/UI Design Bootcamp' en NEOLAND con la finalidad de desarrollar la idea de una app enfocada a la gestión culinaria basadas en una dieta saludable.

 

Antecedentes

A. ¿Qué quieres decir con app de gestión culinaria?
Una app que sugiera platos y planifique comidas con antelación además de generar una lista de la compra de forma automática.

B. ¿A quién le podría interesar?
A familias grandes o compañeros de piso. En general, a grupos de personas que se beneficien de una organización colectiva.

C. Hipótesis
Parto de la suposición de que el producto digital a desarrollar debería ser una app o web app, ya que las actividades a realizar serían tanto dentro como fuera de casa y no tendría sentido una primera versión para desktop. A lo largo de la investigación valoraré si esta presuposición tiene sentido.

D. Metodología Desing Thinking

1_8NxzyFYA3OCIrQmV61YMRA

Diverger y Converger para llegar a una idea, en eso podría resumirse el Design Thinking. También lo podemos definir como un método para generar ideas innovadoras. Busca resolver un problema poniendo al usuario en el centro del proceso, trabajando como lo hacen los diseñadores (de ahí su nombre). Con él, un grupo parte de la incertidumbre y a medida que se recopilan y relacionan datos, surge una idea que prototipar y testear de manera muy rápida.

1_ZybXWffSyahUzGq9sIneKQ

 Aunque la creatividad es fundamental también lo es la visión de negocio, lo que hace que esta metodología esté siendo cada vez más popular en el sector empresarial. Aunque no es nueva, esta forma de trabajar está cambiando a las empresas y el cómo innovan sus productos y servicios, ya que se están dando cuenta de que pensar como lo harían sus usuarios les beneficia. Este proceso coincide en algunos puntos con el Design Sprint, aunque éste es mucho más acelerado. 

Research
El primer paso fue empaparme sobre el tema. No quería que mi opinión personal sobre qué se entiende por llevar una alimentación saludable interfiriera y, tras una primera búsqueda en internet, aparecieron datos relacionados como:

  • La pérdida de peso.
  • Cultura del deporte y su alimentación, sobre todo entorno al fitness.
  • Dietas especiales (vegetariana, vegana, ovo-láctea, celíaca, etc).
  • Libros, webs, vídeos comerciales y "milagro", muchos relacionados con enfermedades.

                   1_fwu-8CAgnLbSwnHeq8zOFg                      1_aiS16ZlDXEiF4vFDY4jafg

Así mismo, existen las llamadas branded apps. Éstas son creadas por marcas que llegan a los consumidores amigablemente y les ayudan en su día a día. El usuario las percibe con un valor añadido que le hace más reticente a borrarlas y a ellas les sirve de publicidad encubierta. El sector culinario participa bastante de este tipo de apps.

En general, ninguna de esas formas de entender la alimentación ni el negocio eran enfoques atractivos para mí. Yo buscaba algo más saludable y menos obsesivo. Así que continué mi búsqueda hacia la mejora en los hábitos alimenticios.


Competencia y Funcionalidades

Me pregunté, ¿habrá competencia de apps de este tipo? No me hizo falta más que una hora escasa de búsqueda para ver que sí, que claramente había. Mucha, MUCHÍSIMA.

Existen en el mercado decenas de aplicaciones que tienen recetario y lista de la compra, y el mercado está muy dividido. No hay ninguna de ellas que sea realmente relevante, pero existían algunas mejor valoradas por sus consumidores que otras.1__ILJxHMXtDG7RrMqAJY1qA

Antes de desesperar y tirar la idea por la ventana, recolecté en una lista muchas de estas apps para analizarlas y sacar conclusiones. Me propuse buscar en los comentarios de sus clientes, puntos comunes tanto positivos como negativos. Mi única vía pasaba por iterar sobre la propia idea para buscar un nicho concreto sobre el que desarrollar mi producto.

Netnología

0_sWHju-bxdJFtFrgf

Si no puedes contra tu enemigo, únete a él.

Y así fue. Las opiniones de los usuarios de más de 25 apps de la competencia se convirtieron en un recurso imprescindible para la investigación. De ellas extraje pain points, findings, y posibles funcionalidades que construyeron los cimientos de las encuestas y entrevistas a usuarios que realicé posteriormente. Esto es lo más relevante que encontré:

Positivo:

  • Algunas son intuitivas y tienen una buena categorización de recetas e ingredientes.
  • Es posible restringir ingredientes concretos.
Negativo:
  • No son saludables
  • Prácticamente todo el contenido es en inglés u orientado a población de habla inglesa.
  • Falta un calendario que dé una visión semanal.
  • Problemas para uso desde el móvil.
  • No dan opción a probar gratuitamente la versión premium.
  • No tienen acceso colectivo o da problemas.

También detecté que no hay una aplicación específica que trate la alimentación con el enfoque concreto que buscaba darle. Sí existen algunas que venden sus recetas como variadas y “saludables” pero no están basadas en una información rigurosa. Además, muchas de ellas fallan cuando el usuario genera sus planes semanales, haciendo combinaciones de comidas diarias totalmente arbitrarias que provocan quejas.

1_6m_DonyjQz-VXv05HDldyQ

Por eso puse más énfasis en entender la alimentación como un buen hábito diario, una forma de cuidar la salud más allá de dietas milagro y con vista a largo plazo. Indagué sobre el Realfooding, un estilo de vida que se ha hecho viral en los últimos años. Basa su propuesta en comer comida real y, a través del conocimiento sobre los alimentos, evitar los productos ultraprocesados que son dañinos para nuestro organismo. Así que centrada en este tema, lancé una encuesta para conocer la opinión de la gente en la calle sobre nutrición y costumbres.

Encuestas y Entrevistas

0_QdzW8RTX-bKe6PDZ

Consultar a usuarios tuvo un efecto muy positivo ya que a través de sus respuestas directas o indirectas, validaban puntos y me ayudaban a aterrizaban nuevas ideas mucho más concretas con las que trabajar. Las opiniones de usuarios, competencia, encuestas y entrevistas han sido las técnicas más efectivas del proyecto.

En el caso de las encuestas, quería tantear la opinión de la gente sobre sus hábitos de alimentación y su opinión respecto a ella, saber si podrían estar interesados en una app sobre el tema. También quise obtener datos de cara al posible modelo de negocio.

 

                  1_aszadgfrCLIpODBZ57TVGg                                1_aJ5Fahz7s-BjkYqipACBow                                1_x7sVeSrNZI8GoQ3FRzPNxQ                                1_aGeTrknrNPtvZGsseULXHA

 

Basándome en 47 encuestas completadas, extraje qué…

  • Ven el comer saludable algo muy importante aunque no todo el mundo está correctamente informado.
  • La motivación principal es la salud, sentirse bien.
  • Casi todas las opciones sugeridas les ayudarían a comer más sano.
  • No quieren pagar por una app de este tipo.

Por tanto, el interés por mejorar su alimentación y con ello su salud era real. En parte, confirmaban una falta de información detectada en el benchmarking, punto interesante hacia el que enfocar mi app. Con esta información y algunos otros datos interesantes anteriores, creé una entrevista personal que realicé a 5 personas. Las respuestas donde más coincidieron los usuarios fueron:

  • Ven el objetivo de la app útil para ahorrar tiempo en su día a día.
  • Elijen las recetas en base a los ingredientes y el tiempo de preparación.
  • No siguen la receta al pie de la letra porque suelen personalizarlas.
  • Para ellos es clave la planificación a través de listas y calendarios.
  • Ven positivamente que la app les recomiende y oriente.
  • Es muy importante una buena categorización para buscar las recetas.
  • Los pain points más claros: pagar por la app y que sea complicada.
  • Valoran mucho la información sobre qué es comer saludable.
  • Tener una versión offline sería positivo pero no relevante.

Teniendo toda esta información sobre alimentación saludable, me paré y me dije… pero, a ver ¿de qué estamos hablando al final?

Necesito un contrabrief
¿Cuál es el nuevo reto entonces?
Pues ha cambiado y es: Una app que sugiera platos y planifique comidas con antelación basadas en una dieta saludable, además de generar una lista de la compra de forma automática.
Así la primera parte de la investigación había dado un giro de 180º a mi proyecto. Ya no buscaba la organización de un colectivo que quisiera planificar simplemente sus comidas diarias/semanales, si no que iba a servir de apoyo a un nuevo hábito alimenticio más saludable que, como toda decisión personal, tiene un cariz individual.El reto había cambiado. Los usuarios también. Y por ello, la solución sería totalmente diferente de lo que se planteaba al principio del proceso.0_QOV-11cZHUSQ0OjI
Sigue leyendo la conclusión de la investigación y su solución visual en la próxima entrada “App de gestión culinaria: Diseñando (parte II)”. 

Puedes conocer más sobre 
NEOLAND y todos nuestros cursos pinchando aquí.

También te puede interesar

Estos post sobre UX/UI DESIGN

Suscríbete a nuestro email

Todavía no hay comentarios

Dinos que estás pensando